Camino del Báltico etapa VIII

La lluvia ha empezado a remitir, aunque a primera hora todavía nos hemos mojado algo. La ruta ha sido corta, poco más de 150 kilómetros para llegar a la ciudad gótica de Torun, cuna de Nicolás Copérnico, un lugar fantástico para pasear, degustar la cocina típica polaca (sopa de champiñón, empanadillas al vapor, pastas de jengibre…) y relajarse a orillas del Vístula. Sí, también en estos viajes hay que guardar tiempo para relajarse.

P1000465.jpg

 

Por Internet conseguimos alquilar una habitación en una casa del casco antiguo, la señora que nos ha atendido no sabe hablar nada más que en polaco, pero nos hemos entendido a las mil maravillas en el idioma internacional de los gestos. Aunque ya hemos aprendido a decir «gracias» y «muy bueno» en polaco.

Poznań-Gniezno-Inowroclaw-Toruń. 153 km

PINCHA EN ESTE ENLACE PARA VER TODAS LAS FOTOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: