Camino a Rumanía etapa IX

No, no me he traído ordenador portátil, ni tableta, ni nada parecido: lo que se puede hacer con el móvil es más sencillo que andar utilizando más trastos, más cargadores, más cosas que controlar, en resumen: más problemas.

Ha amanecido un día precioso, estábamos solos en el hotel, hemos desayunado en la terraza, rodeados de prados verdes y del ruido de las aguas revoltosas del río Aries que, enseguida, nos ha acompañado paralelo a la carretera, durante muchos kilómetros. Hoy ha tocado recorrer la Rumanía etapa Medieval, lo que se conoce aquí como el País Sajón, que es el reducto mejor conservado de las costumbres ancestrales de este país.

rumania (63).jpg
Viscri, donde el tiempo se detiene

Hemos continuado por el curso inferior del río Aries hasta la localidad de Aiud, desde aquí, siguiendo las instrucciones del GPS, nos hemos metido en una pista de tierra de 13 kilómetros que nos ha hecho ahorrar cerca de 40 kilómetros para llegar a Medias, tumultuosa población desde donde hemos iniciado la exploración del País Sajón.

Nuestro siguiente punto en el mapa ha sido Sighisoara, una de las joyas de la arquitectura rumana y allí hemos comido. Sin que sea relevante, esta población es célebre por ser la cuna del emperador Vlad Tepes, conocido por la leyenda del Conde Drácula, algo anacrónico e imaginario ya que el personaje real, nada tenía que ver con los vampiros.

Rumania 2017 (122).jpg

Lo que sí es cierta es la saña y la crueldad que el personaje real aplicaba a sus cautivos: existen sobrados testimonios que confirman que el sobrenombre de Vlad el Empalador respondía a un episodio acaecido en la vida de este personaje que, para amedrentar a los invasores turcos, clavó en estacas a 20.000 de los infieles cautivos (desde el ano hasta el hombro, evitando dañar demasiadas vísceras, para que el damnificado sobreviviera el mayor tiempo posible y así aumentase el sufrimiento) y exponerlas en la vía de acceso a la población Targoviste, por donde entraría el comandante de las fuerzas turcas unos días después.

Rumania 2017 (137)

Nos habíamos marcado la localidad de Viscri como objetivo, y hacia allí nos hemos dirigido. Más de 20 kilómetros de pista de tierra nos ha costado buscar las raíces de este país, pero os aseguro que ha merecido la pena. Al llegar a Viscri se ha detenido el tiempo, la arquitectura, las calles y, sobre todo, las personas (en su mayoría de etnia romaní) nos han transportado a una civilización del siglo pasado. Y si la población es bella, los alrededores podrían compararse a los mejores paisajes de la Toscana Italiana, plagada de lomas y perfiles, donde el contraste de los colores y siluetas engrandecen el horizonte.

rumania (54)
Por las calles de Brasov

El día se terminaba y teníamos que llegar a un sitio civilizado para dormir y hacer algo de compra. Apurando un poco el tiempo hemos llegado a Brasov, desde donde mañana nos empezaremos a acercar a la carretera N-7, más conocida como la Transfagarasan.

ACCEDE DESDE ESTE ENLACE A TODAS LAS FOTOS DEL VIAJE

Recorrido 9: Sălciua-Rimetea-Livezile-Aiud-Hopârta-Alecuș-Jidveni-Cetatea de Baltă-Blăjel-Mediaș-Sighişoara-Viscri-Brașov

Rumania 2017 (132)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: