Camino a Rumanía etapa VIII

Estamos al tanto de la climatología que hay en España y de las temperaturas de ciudades como Madrid, y no creáis que no aprovechamos la situación de privilegio que estamos viviendo: es más, disfrutamos al máximo de los 18 grados de media que tenemos en Rumanía y somos conscientes que, a partir del sábado o domingo, cuando vayamos hacia Serbia, vamos a echar mucho de menos este clima.

El hotel que cogimos ayer estaba a 150 metros de la entrada de la Cueva de los Osos así que, nada más desayunar estábamos haciendo cola (apenas una veintena de personas: aquí ya se han acabado las vacaciones) en la entrada. Esta sima no tendría nada de especial, de hecho es muy similar a la mayoría que hemos visitado en Eslovenia o, incluso, en España, de no ser por lo dramático del acontecimiento que ha dado origen a su topónimo.

001.jpg
Posiblemente el último oso superviviente

Resumiendo: este lugar era una cueva habitual de osos, animal muy popular en los montes de Rumanía y, como consecuencia de un derrumbe,  quedo tapada la entrada por grandes piedras y más de 140 osos quedaron atrapados en su interior. La cueva se descubrió en 1975, tras las prospecciones para su apertura al público se catalogaron los huesos de todos estos animales muertos en dramáticas condiciones (se devoraron entre sí) y se pueden observar los restos mientras transitamos por el interior.

rumania (59)
Cueva de hielo a -14º

Al salir de la cueva hemos seguido viaje en busca, primero, de un cajero para sacar divisas y, después, atravesando la parte más pintoresca del parque natural de los montes Apuseni. Sin duda es una de las mejores carreteras con las que nos hemos encontrado durante este viaje para hacerla en moto: curvas de todos los radios, un bosque de abetos espectacular y paisajes donde perder la vista hasta el infinito. Y, entre curva y curva, hemos llegado hasta Garda de Sus, lugar donde, por una carretera en la que apenas cabe un coche, hemos ascendido a 1.200 metros de altura para visitar la segunda cueva del día «Pestera Ghetarul de la Scarisoara», o lo que se conoce como la cueva de hielo, una de las tres únicas descubiertas en el mundo. El lugar es curioso, sobre todo por lo exclusivo, pero le sobraba gente y le faltaba mantenimiento, ya que las pasarelas construidas sobre el hielo dejan mucho que desear y más de un turista se ha ido al suelo por resbalarse.

El día ha terminado en medio de la nada, en un hotel que ha aparecido a un lado de la carretera que nos llevaba a Sighisoara y que nos ha enamorado a primera vista.

rumania (27).jpg
Un hotel para nosotros solos

Mañana intentaremos visitar algunas ciudades medievales, de camino a la carretera más bonita del mundo: la Transfagarasan… pero eso será otra crónica.

ACCEDE DESDE ESTE ENLACE A TODAS LAS FOTOS DEL VIAJE

Recorrido 8: Chişcău-Ștei-Gârda de Sus-Peștera Ghețarul de la Scărișoara-Albac-Câmpeni-Baia de Arieș-Sălciua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: