Vigésima etapa… gargantas y barrancos

La rutina es ese conjunto de acciones y actividades que nos convierten en seres programables y, sobre todo, predecibles. Es la que nos lleva a encadenarnos a esa plácida zona de confort donde nos encontramos fuertes y protegidos. ¡Hay que salir de ella, o no evolucionaremos nunca!

Cada día de la vida cotidiana aprendemos una, dos, tres… cosas nuevas. Nos llegan a través de las modernas redes de comunicación; desde la televisión a Internet, pasando por los métodos más tradicionales, como libros etc.

En uno de estos viajes aprendes muchas cosas nuevas cada día: no hay un solo minuto que pase delante de nosotros en el que no estemos recibiendo imágenes, sonidos, aromas, gestos… que no conocemos y, de manera rápida, los añadimos a nuestra memoria. Pero esta nueva información tiene un precio: frío, viento, calor o cansancio son la penitencia que debemos pagar sobre una moto para gozar de ese estatus pedagógico avanzado.

Hemos comenzado a rodar temprano, sobre las 9. La temperatura era agradable y el paisaje inmejorable. Nuestra rutina, por llamarla así, nos obliga a llenar las neveras de la comida que tomamos a diario. Somos cuatro adultos, con buen apetito, y si hacemos las tres comidas diarias por nuestros propios medios necesitamos llenar las cuatro neveras que llevamos al máximo, con frutas, hortalizas, yogures, queso…

Grecia (10).jpg

La rutina es la misma, pero cambia radicalmente la manera de hacerlo: hipermercados, tiendas de pueblo, vendedores callejeros… Dependiendo del país donde nos encontremos hay que lograr alimentos con los que podamos organizar una dieta medianamente digna, y eso nos lleva un buen tiempo cada jornada. Hoy, antes de meternos en las increíbles gargantas del río Vis, hemos parado en un hiper de Alés para hacer acopio de comida. Enseguida nos hemos metido en uno de los itinerarios moteros más bonitos de Francia: entre las localidades de Ganges y Saint-Maurice-Navacelles, se recorren, por la carretera D25, las espectaculares gargantas del Vis. En esta ruta hemos parado a mitad del itinerario, junto a unas cascadas, para dar buena cuenta de lo que había dentro de las neveras.

Grecia (28)

Después nos hemos dirigido hasta la población de Lodeve (carretera D908) para continuar por las gargantas del Orb, negociando unas de las mejores curvas de las carreteras de toda Europa: no podéis imaginar las infinitas de motos que recorten este itinerario.

cof
Gargantas del Vis

Cuando ha empezado a caer la tarde hemos consultado alojamientos en Internet, y se ha terminado la jornada en un vetusto hotel de la localidad de Saint Pons de Thomieres, desde donde mañana nos dirigirnos a cruzar el Pirineo. El final de este viaje está cerca.

ACCEDE DESDE ESTE ENLACE A TODAS LAS FOTOS DEL VIAJE

Recorrido 20. Privas-Aubenas-Alès-Anduze-Monoblet-Saint Hippolyte du Fort-Ganges-Soubès-Lodeve-La Tour-sur-Orb-Olargues-Saint-Pons-de-Thomières

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: