Decimocuarta etapa: en tres países

No siempre somos capaces de conseguir un alojamiento BBB, pero ayer, en Sapanta, tuvimos el día “sembrao” y dimos con una casa tradicional del norte de Rumanía, en la que alquilamos dos habitaciones por un precio irrisorio (48 euros todo) con derecho a utilizar la cocina y los cobertizos para cocinar, cenar o desayunar.

Nuestra casa en Sapanta

Los dueños, un matrimonio mayor, nos trataron como si fueran nuestros padres: volveremos si tenemos oportunidad.

Ion y Anca, nuestra familia en Sapanta

Hemos salido tarde; hoy era el día para hacer compras antes de irnos definitivamente de Rumanía y teníamos por delante una jornada de más de 400 kilómetros por las carreteras de los Cárpatos.

De compras entre gente encantadora al norte de Rumanía

Al terminar la jornada, nos hemos dado cuenta que el desayuno lo hemos hecho en Rumanía, nos hemos parado a comer en Hungría y la cena ha sido en Eslovaquia. Y todo esto en un plazo inferior a 12 horas, que es lo que ha durado la jornada sobre la moto: hemos llegado ya anochecido al hotel de Plastovce.

Al salir de Rumanía hacia Hungría hemos padecido una cola interminable de coches intentando pasar de uno otro país: Yolanda ha ido a charlar con los policías de fronteras y ha conseguido que pasásemos sin esperar nada de cola. Sin embargo, al pasar desde Hungría hacia Eslovaquia, casi nos pasamos de largo la frontera, porque carece de personal y de instalaciones: solo existen los carteles que anuncian el nombre de ambos países. Ese es el concepto que muchos creemos que debería definir a una frontera del tercer milenio.

Así suelen acabar las etapas al encontrar alojamiento

A punto de anochecer hemos buscado en el mapa un alojamiento para pasar la noche.

Las motos no han dado ni un solo problema: con un poco de aceite en la cadena cada tres días y un engrase general a la semana estamos completando su mantenimiento.

La BMW de Raquel cada vez más cerca de pasar a los 6 dígitos en el cuentakilómetros

Mañana pretendemos llegar al sur de Austria, pero el precio de los hoteles es impagable y estamos haciendo un poco de ingeniería financiera para ver si nos compensa ir hasta la República Checa, donde hay muchas más posibilidad de alojamiento con un precio ajustado a nuestro presupuesto del viaje.

Etapa 14: Săpânța – Mátészalda – Nyíregyháza – Tokaj – Miskolc – Bánréve – Lučenec – Plášťovce.

ACCEDE A TODAS LAS FOTOS DEL VIAJE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: