Vigésimo segunda etapa: donde todo empezó

La moto hay que entenderla con una gran dosis de filosofía, de lo contrario te puedes convertir en un adicto a quemar gasolina porque sí.

En 46 años que han pasado desde que me subí por primera vez a mi Ducati TT, comprada de tercera mano, he vivido infinitas experiencias sobre el asiento.

En moto he aprendido a disfrutar de los paisajes, de los amigos, de la sensación de vértigo, de las gentes de otros países… pero también he sufrido de gran cansancio, el frío me ha hecho llorar de dolor en las manos y los pies, la lluvia intensa me ha demostrado lo vulnerables que somos los humanos sobre dos ruedas, el calor me ha minado la moral en muchas ocasiones, el viento ha jugado conmigo como si fuera un pelele en medio de una carretera que lleva a ninguna parte. Con la moto muchos hemos aprendido humildad, generosidad, resignación, afecto… Es una forma de vida.

Esta mañana hemos compartido nuestro último desayuno: ninguno de los cuatro hemos hecho referencia alguna a que esto se acababa. Después hemos cargado las motos como un día cualquiera de los últimos 22 y nos ha aparecido la sonrisa debajo del casco al girar el puño derecho y sentir esas cosquillas que muy pocos entienden.

El regreso a Madrid lo hemos hecho atravesando las Bardenas Navarras, los páramos riojanos junto al esbelto pico del Moncayo, las vaguadas sorianas que nos han llevado hasta la sierra de Ayllón y, una vez en tierras segovianas, en las cercanías de Riaza, ha tocado la despedida. La familia que hemos formado estas tres semanas pasadas ha tenido que seguir su camino por lugares distintos. Eso también formaba parte del viaje, y sabíamos que llegaría.

Atravesando la Sierra de Ayllón

Hemos pasado cientos de horas juntos, dormido los cuatro en el insigne espacio de los camarotes de los barcos que hemos cogido, comido en los lugares más incómodos imaginables, padecido de atascos interminables por las carreteras más insolentes de los confines de Europa, padecido del trato dictatorial de la policía aduanera de países donde la democracia casi no ha nacido todavía, soportado horas de baches y tierra conduciendo a más de 38° de temperatura… No ha habido un solo momento de desencuentro entre nosotros.

Los momentos más difíciles han quedado compensados con creces con la aparición de las praderas alpinas del Gran Sasso, con los bosques búlgaros dónde se esconden monasterios encantados, con las ensenadas en las que el Danubio se funde con el Mar Negro, con las cumbres más altas de los Cárpatos en las que hemos visto salir y ponerse el sol, con los bosques bávaros en los que hasta las piedras están ordenadas, con la niebla que escondía las cimas de los Pirineos y por unos minutos nos permitió disfrutar de su magia…

Cuando hay algo tan fuerte que nos une, las dificultades solo son retos.

Pronto volveremos a rodar juntos

Las maletas ya están en el trastero, hay ropa lavada secándose por toda la casa, tengo un montón de tarjetas de memoria llenas de vídeos y fotos esperando una revisión profunda para publicarlas y una alegría enorme que supera a lo que la rutina de los próximos 11 meses pueda tener esperándome.

Mención aparte merecen las motos. Nuestras VStrom 1000 han demostrado ser las motos perfectas para viajar. En los más de 7.000 kilómetros recorridos el consumo ha estado por debajo de los 4,8 litros, solo han necesitado un engrase de cadena cada 3 o 4 días y no han gastado una sola gota de aceite. Pocas motos pueden afrontar un viaje tan duro con unos cuidados tan mínimos.

Un chorro de agua, quitaremos las maletas y mañana seguirá siendo nuestra moto de diario

Y hasta aquí las crónicas diarias de este viaje. Ha sido un placer compartirlo con vosotros, esperando que os hayan servido de inspiración para montar vuestras propias aventuras.

Etapa 22: Noáin – Tafalla – Olite – Almazán – Quintanas de Gormaz – Fresno de Caracena – Quintanas Rubias de Arriba – Montejo de Tiermes – Liceras – Noviales – Villacorta – Riaza – Madrid.

ACCEDE A TODAS LAS FOTOS DEL VIAJE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: