Marruecos 2017

Esa fue la pregunta que nos hicimos el 8 de enero cuando leímos la convocatoria de un viaje en el foro del Club V-Strom programado para la Semana Santa de este 2017.

Muchas veces la parte más compleja de un viaje hacia un destino que no conocemos es la organización de toda la logística que lo acompaña: etapas, alojamientos, comidas, seguros, documentación… en esta ocasión se abrió ante nosotros la posibilidad de participar en uno de los viajes más atractivos para cualquier amante del trail, una mega ruta circular por Marruecos, sin necesidad de preocuparnos de todos estos incómodos procesos, ya que de eso se encargaban los veteranos organizadores del Club V-Strom. No en balde en la edición 2018 se cumplirá la primera década desde que comenzasen a convocar esta actividad anual: experiencia no les falta.

Paseo Merzouga

El “Trail-sharing”

Aunque el peso de la organización lo soportaban los responsables del Club, en uno de estos viajes es imprescindible la colaboración de todos los integrantes, ya que no se trata de una actividad contratada a una agencia, donde puedes pedir el libro de reclamaciones si algo no te parece bien: la aventura se construye entre todos los participantes y de su apoyo y del saber estar dependerá el éxito del viaje. La amabilidad, el respeto, la generosidad, el optimismo, la cordialidad… son valores imprescindibles para llevar a buen puerto las intenciones de un grupo tan heterogéneo como el que formábamos los 15 moteros (más otras 3 personas que nos dieron apoyo en algunas etapas) de esta aventura.

Erfoud Sahara.jpg

Marruecos se ha “europeizado” mucho y, aunque ya no es el país complejo y plagado de incertidumbre de antaño, tiene todavía carreteras caóticas, cunetas inverosímiles y tantos tramos de mal asfalto o de tierra inesperados, como para hacer de una jornada de 300 o 400 kilómetros un auténtica aventura: los malos rollos, el afán de protagonismo o la falta de solidaridad de alguno de los miembros, pueden ser ingredientes muy peligrosos para la convivencia y el buen desenlace del viaje.

La propuesta original del Club V-Strom estaba abierta para todos sus seguidores y, durante cuatro meses, se haría la selección final, que no podría estar compuesto por más de 12 motos o 20 participantes, ya que en las fechas de Semana Santa resultaría muy complicado gestionar alojamiento y actividades para un grupo demasiado numeroso.

Ruta a seguir, difícil elección

No te das cuenta de lo excepcional de la geografía marroquí para recorrer el país en moto hasta que no lo conoces por primera vez. Hay autopistas y rectas largas para rodar ligero, curvas enrevesadas como para marear al que inventó la noria, montañas para aburrirte intentando identificar sus cumbres, vaguadas y barrancos que ponen en entredicho a los cortados de los Alpes y, lo que no encontrarás en muchos lugares: desierto. Inhóspito, agreste, infinito: Merzouga (Erg Chebbi), Ouarzazate, Zagora… el Sahara comienza aquí. Aunque con estos adjetivos pueda parecer un entorno demasiado hostil, la realidad es que el exotismo que supone rodar en moto por estos paisajes supera cualquier expectativa.

Mapa.jpg

El itinerario que diseñaron los responsables del Club tenía de todo un poco y, como podéis ver en el mapa adjunto, en un recorrido de unos 2.500 kilómetros, se cubría una buena muestra de la geografía marroquí, donde no faltaría ninguno de los ingredientes para convertirlo en un atractivo viaje.

ENLACE PARA VER LA RUTA EN GOOGLE MAPS

Y así comenzó todo…

Siguiendo las instrucciones que recibimos en la convocatoria del viaje, el sábado 8 de abril, a las 11:30 de la mañana, nos encontrábamos todos los integrantes de la expedición en la zona de embarque del puerto de Algeciras. Pasamos según el horario previsto a Ceuta y, tras una comida para conocernos todos, a la que se unieron más “foreros” residentes en la Ciudad Autónoma, emprendimos el camino hacia Arcila (Assilah) nuestro primer destino. Al final nos juntamos 12 motos (3 V-Strom 650, 2 V-Strom 1000, 4 BMW 1200GS, 1 BMW F700GS, 1 Triumph Tiger 800 y 1 Yamaha Teneré 660), de las cuales tres llevarías dos ocupantes.

Dentro del Ferry

Este reportaje pretende servir de guía práctica para aquellos que decidan visitar Marruecos en moto por primera vez, por lo que no vamos a realizar una crónica de las etapas: en el listado adjunto y frente a un mapa, podréis seguir con detalle el recorrido realizado.

Para resumir lo acontecido sólo comentar que todo se desarrolló según lo previsto, no surgió ningún acontecimiento que enturbiase el viaje (salvo un pequeño incidente mecánico que describimos en otro apartado) y, gracias a la perfecta organización de los responsables del Club V-Strom, la única preocupación de los participantes era la de disfrutar de la moto. Aprovechamos desde aquí para agradecer los desvelos y el tesón con el que los organizadores y miembros del Club V-Strom han organizado esta actividad.

Touareg

Moto

Por las carreteras de Marruecos, seleccionando bien el itinerario, puedes utilizar cualquier tipo de moto pero, si te quieres adentrar por las zonas más escondidas de la cordillera del Atlas o por la región cercana al desierto, mejor con una moto trail y neumáticos mixtos ya que, aunque suele haber carreteras asfaltadas entre todas las localidades importantes, es frecuente encontrar tramos en obras de muchos kilómetros (Marruecos es un país en renovación constante de infraestructuras viarias) y pistas de tierra que comunican localidades menos importantes.

Desierto Erg Chebbi.jpg

Si pretendes adentrarte en las zonas del desierto, una trail no te servirá: necesitarás una moto de enduro que, en caso de no llevarla, puedes alquilar en las localidades cercanas al desierto (Erfoud, Merzouga…).

Cruzar el charco

Para pasar de la península hasta el continente africano necesitas utilizar un ferry, tienes varias posibilidades y en cada una de ellas existen ventajas e inconvenientes.

El trayecto más corto se realiza entre Algeciras y Ceuta. Es muy rápido, 60 minutos máximo, si el mar está en buenas condiciones, pero el precio es caro en relación a la escasa distancia que separa los dos continentes por el Estrecho. La parte negativa la sufriremos en la frontera marroquí: es una aduana muy antigua, con infraestructuras mínimas y se puede llegar a tardar varias horas en atravesarla.

Puerto de  Algeciras01.jpg

La segunda opción es Tarifa-Tánger o Algeciras-Tánger. Es un trayecto que puede durar 2:30 horas, pero se llega al moderno puerto de Tánger Med, donde los trámites aduaneros son muy rápidos y te permite desembocar directamente a la autopista de peaje A1 marroquí.

Dunas Erg Chebbi.jpg

El resto de las opciones (embarcando desde Almería, Málaga…), son interesantes para llegar a Melilla, en lugar de a Ceuta, buena alternativa si quieres bajar a la zona del desierto por el este de Marruecos, pero en este caso el trayecto en ferry supera las 8 horas y es interesante plantearse hacerlo por la noche, para ganar un día de viaje. Proporcionalmente es mucho más barato que el paso del Estrecho.

Gasolina

Es más barata que en España, aproximadamente 1 euro el litro. Cada vez hay más gasolineras de nueva construcción, pero en el interior del Atlas o en los aledaños del desierto, puedes circular muchos kilómetros sin ver gasolineras o, lo que es peor, que las encuentres cerradas o sin combustible. Es mejor ser previsor y llevar siempre gasolina suficiente, incluso transportando un bidón con un par de litros de combustible.

Telefono Raquel (12).jpg

Talleres

Salvo en las cuatro grandes ciudades no encontrarás talleres de motos específicos. Nosotros tuvimos un reventón en la rueda delantera de una BMW GS 1200 y conseguimos que la reparasen (utilizando una especie de vulcanizado artesano) en Merzouga, en un pequeño taller en el que arreglaban hasta motosierras. En general, los habitantes de zonas rurales son muy voluntariosos y bastante apañados con muy pocos recursos.

Talleres.jpg

Peajes

Son muy baratos y las carreras se encuentran en buen estado. Para trayectos largos merecen la pena. Como ejemplo: el trayecto entre Marrakech y Ceuta, de unos 600 km, nos costó menos de 20 euros.

Kasbah de Taourirt.jpg

Seguridad

Aunque en la mayoría de guías de viajes te advierten de las mil precauciones a adoptar en Marruecos, no nos ha parecido un país más peligroso que las Repúblicas Bálticas, los Balcanes o los suburbios de cualquier ciudad europea. Es más chocante la diferencia cultural o religiosa que la falta de seguridad.

Te verde.jpg

El cuerpo de policía y el ejército, que detentan un gran poder y autoridad sobre la sociedad marroquí, se ha renovado en los últimos años, en todas las entradas a poblaciones importantes hay controles de policía, pero a los turistas, especialmente a los moteros, nos tratan con amabilidad y corrección.

Es muy importante que lleves relleno el documento de exportación del vehículo que te podrás bajar de la página web: www.douane.gov.ma. En un mismo folio tienes tres copias: una de las bandas de papel es para la entrada, otra para la salida –no olvides entregarla porque si no entienden que no has salido- y la tercera que debes guardar para tu próximo viaje. También debes rellenar un visado para la entrada y otro para la salida con tus datos personales.

Solidaridad

Cada vez que paras la moto para consultar un mapa, hacer una foto, beber agua… te verás rodeado por infinidad de chavales (y no tan chavales) que te piden que les des algo. Desde las ONGs más importantes insisten en que no se les dé dinero, pero es buena práctica llevar en la moto material escolar básico, ropa menuda, alguna chuchería, pequeños juguetes… porque todavía existe una parte de la sociedad marroquí que vive con muy pocos medios económicos y cualquier regalo les vendrá muy bien.

Solidaridad.jpg

Dinero

Tienes que llevar dinero en metálico porque, fuera de las grandes poblaciones, no se admiten tarjetas de crédito. Incluso es muy poco frecuente que admitan pago con tarjetas europeas en las gasolineras. La vida en Marruecos es más barata que en España, nosotros calculamos un gasto de 110 euros diarios por persona, en los que están incluidos todos los hoteles (la mayoría de 4 estrellas “marroquíes”), la gasolina, los peajes, el ferry de ida y vuelta, la compra de regalos y los trayectos de ida y vuelta en España. En la actualidad el cambio es de, aproximadamente, 10,7 dirham por 1 euro. Se puede cambiar divisa en algunos hoteles y en muchos sitios admiten euros, pero te harán un cambio desfavorable.

Camara Leica Pablo (160).jpg

Alojamiento

Si quieres viajar sin reserva de hotel puedes ir a la aventura, siempre que no coincidas con épocas de mucha afluencia de turistas. En cualquier población encontrarás hoteles, de diferentes categorías, y alojamientos particulares (prepárate para regatear y haz que te enseñen antes la habitación que vas a ocupar). Nosotros llevábamos todos los hoteles reservados por el Club desde un buscador de internet y no tuvimos ningún problema, pero esa opción te obliga a llegar un día determinado a una población concreta para pernoctar.

Camara Leica Pablo (100).jpg

Conducir

Este es uno de los peligros reales en Marruecos. El parque móvil es muy veterano (verás circulando modelos de coches perdidos en la memoria), la cultura de la seguridad vial no está nada arraigada entre la población y algunas carreteras tienen un firme desastroso o las cunetas totalmente descarnadas… amén de que las carreteras en Marruecos están llenas de peatones, cabras, perros, niños en bicicleta, carros tirados por ganado… No te asustes y que esto no te desanime a viajar por este espectacular país pero, desde el primer kilómetro, cambia el “chip” y conduce siempre a la defensiva, aunque circules por una recta del desierto kilométrica en la que aparentemente no se ve nada en el horizonte.

Gargantas del Todra3.jpg

Sanidad

Suscribe un seguro de viajes en el que se contemple la evacuación en caso de padecer algún tipo de dolencia o accidente, ya que la red sanitaria de Marruecos todavía no está al nivel de Europa. Además, debes evitar beber agua que no esté envasada y tener mucho cuidado con el consumo de comida callejera o que no esté cocinada.

Col de Tichka02

ACCEDE DESDE ESTE ENLACE A TODAS LAS FOTOS DEL VIAJE

Viaje desde Madrid

  • Km totales: 3.850
  • Velocidad media total: 73 km/h
  • Etapa 1: Madrid-Puertollano-Osuna-Ronda-Algeciras
  • Etapa 2: Algeciras-Ceuta (ferry)-Arcila
  • Etapa 3: Arcila-Larache-Uezán-Volubilis (antigua ciudad romana)-Midelt
  • Etapa 4: Midelt-Gargantas del Todra (por Imilchil)-Tinerhir
  • Etapa 5: Tinerhir-Tinejdad-Erfoud
  • Etapa 6: Erfoud-Merzouga-Erfoud
  • Etapa 7: Erfoud-Tinerhir- Ouarzazate -Aït Ben Haddou
  • Etapa 8: Aït Ben Haddou-Paso de Tizi N’Tichka-Marrakech
  • Etapa 9: Marrakech-Casablanca-Rabat-Moulay Bousselham-Tánger-Ceuta
  • Etapa 10: Ceuta-Algeciras (ferry)-Arcos de la Frontera-El Palmar de Troya-Marchena-Córdoba-Montoro-Ciudad Real-Toledo-Madrid

Gargantas del Todra1.jpg

WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: